Locutora / locutor de radio. Funciones

Los locutores de radio hacen varias labores dentro de la programación de una emisora o cadena. Sobre todo, cuando empiezan. Y es lo normal, ya que de esta forma va aprendiendo todo lo que se hace en una redacción. 

Lo mejor es que siga narrando mi experiencia, porque las doce horas diarias que «eché» en la redacción no cayeron en saco roto y pasé por todas las fases de la cadena de producción.

Empecé a trabajar en un programa nocturno diario presentado por mi ,  «A solas con Jon». Primero hice las funciones más «antipáticas» -que nadie suele querer hacer- como llamar por teléfono: hay que hacer cientos de llamadas a lo largo del día. Para contactar con el invitado especial que suele haber todos los días. Para contactar con personalidades de la actualidad que han dicho o hecho algo importante; o para poner en contacto a los oyentes con el programa en directo. Nada hay comparable a la adrenalina de pinchar una llamada de actualidad en directo, que puede ser la gran exclusiva o un estrepitoso fracaso.

También redactaba ciertas secciones del programa. Tuve suerte porque me encomendaron un apartado que nadie quería porque llevaba mucho trabajo, pero que yo gocé hasta el infinito: era el encargado de leer los libros que acababan de salir a la venta en las grandes editoriales. Devoré todos los libros que me enviaron y los resumía para extractar una serie de preguntas que yo trasladaba al autor. Era mi pequeño momento de gloria. 

Por otro lado, también había que salir a hacer de reportero. Todos los días había que salir a la calle a preguntar a la gente sobre diversos temas de los que hablábamos en la radio. Ahí también había que dar el callo, y hacer la calle, que no es nada fácil.
 
Poco a poco, a todos los becarios nos iban dejando entrar al locutorio para hablar de ciertos temas ligeros que incumbían a los jóvenes. Hacíamos debates entre nosotros, hablábamos de temas del corazón o de noticias curiosas. Siempre era bien recibido escuchar a gente joven y con mucha naturalidad.
 
Me tocó hacer micro espacios de publicidad en radio entrevistando a especialistas en productos farmacéuticos o dermatológicos, y aquí llevaba yo todo el peso de la entrevista, con lo cual aprendí mucho en esta faceta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *